ENADEL 2020: Más del 20% de las empresas espera aumentar su dotación en 2021

junio 11, 2021

El Ministerio del Trabajo y Previsión Social y el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE) presentaron los resultados de la Encuesta Nacional de Demanda Laboral (ENADEL), estudio del Observatorio Laboral de SENCE que tiene por objetivo identificar la demanda de ocupaciones y capacitación de las empresas y generar datos representativos de las regiones del país en esta materia.

En la encuesta participaron 1.069 empresas del sector comercio, que emplean de forma directa a 65.960 personas y 755 empresas del sector silvoagropecuario, donde trabajan 94.914 personas.

Los resultados del estudio fueron presentados en un webinar que contó con la participación del ministro del Trabajo y Previsión Social, Patricio Melero; la ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga; el subdirector del SENCE, Ricardo Ruiz De Viñaspre, además de los comentarios de Gonzalo Vargas, profesor del Departamento de Economía Agraria UC y asesor del Ministerio de Agricultura; y George Lever, directore del Centro de Etudios de Economía Digital de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS).

La encuesta buscó caracterizar la dotación de trabajadores (propios y subcontratados), su distribución a nivel regional, los puestos de trabajo con dificultad para llenar vacantes, el impacto de la pandemia COVID-19 sobre las empresas, la inversión en capacitación y la forma en que se vinculan las empresas con los servicios locales de empleo, capacitación y certificación.

El Ministro Patricio Melero, destacó la importancia del estudio al permitir detectar brechas en las dotaciones de trabajadores, puestos de trabajo difíciles de cubrir y expectativas de crecimiento, a fin de trabajar en el diseño y perfeccionamiento de mecanismos de apoyo frente a situaciones similares en el futuro próximo y lejano. Pero de igual forma relevó el dato que evidencia que más del 20% de las empresas aquí encuestadas, manifiesta que espera aumentar su dotación este 2021. “Esto nos alienta porque más allá de las enormes dificultades que han enfrentado los trabajadores y empresas en esta pandemia, es su fuerza, su empuje, lo que nos sigue levantando como país”, enfatizó.

En ese mismo marco aprovechó la instancia para recordar a trabajadores y empleadores que la obtención de subsidios o bonos de ayuda del estado en el contexto del Covid-19, no es incompatible con trabajar formalmente. “Esta encuesta deja en evidencia que uno de los factores, que podría estar afectando, es el temor a perder un subsidio o un bono, por contratarse. Y quiero decir que eso es todo lo contrario, es del mayor interés que las personas accedan a ambos beneficios (trabajo y subsidios y bonos). Finalmente, destacar que con esta encuesta vamos a perfilar nuestra capacitación a través del SENSE en las áreas donde hay mayor interés. Capacitarse y donde hay mayor necesidad para que, justamente, capacitación y empleo vayan en la armonía necesaria, para que lo que se aprende sirva también para mejorar la empleabilidad de nuestros trabajadores”.

La ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga, destacó que “por primera vez se dispone de información valiosa sobre la dotación y la demanda de capacitación de capital humano, que permite entender las características del empleo del sector silvoagropecuario, los cargos que las empresas están contratando y las características del empleo futuro. Un hallazgo interesante es la incorporación de nuevas tecnologías, destacando que la mayoría de las empresas señalan que requerirán contratar o capacitar trabajadores para operar estas nuevas tecnologías, y no que tendrán que desvincular trabajadores, que pudiese ser un temor de las personas ocupadas en el sector”.

Algunos resultados

En su versión 2020, la población objetivo de la encuesta consideró a 1800 empresas con cinco o más trabajadores y cuyas actividades principales fuesen el comercio (al por menor y mayor) y el sector silvoagropecuario y de pesca, entre octubre de 2020 y enero de 2021.

Entre sus resultados destaca que un 25% de las empresas del sector comercio proyectó que su dotación crecería el 2021, mientras que un 5% dijo que se iba a reducir. En el sector silvoagropecuario, la relación fue de 21% y 5%, respectivamente.

Asimismo, un 38% y un 31% de las empresas del sector del comercio y silvoagropecuario, respectivamente, proyectan incorporar nuevas tecnologías durante lo que queda de 2021. En relación con el impacto que podrían tener estas tecnologías sobre sus dotaciones, la proporción de empresas que señala que requerirá contratar o capacitar trabajadores para operarlas es mayor que la de aquellas que dicen que tendrán que realizar desvinculaciones.

El análisis arroja además que el 41% de las empresas del comercio estaba operando sin problemas y un 59% estaba operando con alguna dificultad derivada de la pandemia. En tanto, un 62% de las empresas del sector silvoagropecuario trabajaban sin problemas, y un 48% con alguna dificultad por la pandemia.

Entre las principales medidas que tomaron las empresas del sector comercio para enfrentar la pandemia se mencionó la capacitación de los trabajadores en protocolos y nuevas funciones (64%), reducción de la jornada de trabajo de algunos trabajadores (50%) y la suspensión de la relación laboral con los trabajadores (38%). En tanto, las principales medidas que tomaron las empresas del sector silvoagropecuario fueron también capacitar a trabajadores en protocolos y nuevas funciones (74%), implementar el teletrabajo (32%) y rediseñar productos, servicios o procesos de su empresa (23%).

Por otra parte, del total de empresas consultadas, el 84% de aquellas dedicadas al comercio y el 79% de las del sector silvoagropecuario señalaron haber implementado plenamente medidas y protocolos sanitarios por la pandemia.

En cuanto, a las dificultades que enfrentaron en términos de demanda laboral, el 38% de las empresas del comercio señaló que tuvo vacantes difíciles de cubrir, cifra que subió al 44% en el sector silvoagropecuario. Las razones más mencionadas para esta dificultad fueron que los candidatos no tenían las competencias o habilidades requeridas (comercio) y la falta de interés por este tipo de trabajos (silvoagropecuario).

Para el Subdirector del Sence, Ricardo Ruiz De Viñaspre, “la falta de competencias técnicas, socioemocionales y de licencias detectadas por la encuesta constituye un insumo de gran relevancia para la definición de las políticas públicas de formación y certificación y orientan la dirección que deberán tomar los programas del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, Sence”.

Respecto a los canales de reclutamiento que utilizan las empresas, la mayoría mencionó las recomendaciones de trabajadores y las redes personales del empleador. En relación al uso de los sistemas públicos de intermediación, empresas de ambos sectores señalaron que usaban a las Oficinas Municipales de Información Laboral (OMIL) y a la Bolsa Nacional de Empleo (BNE).

Fuente: Sence.cl

Alianzas estratégicas:
CNC CNC CNC